EL COMPRENDER MENSAJES Y PODER DE NARRAR

LENGUA Y LITERATURA PRIMARIA

EVALUACIÓN

Lee:

"La alimentación en el Perú" es un tema importante, no solo por el conocido hecho de que la alimentación de la mayoría de ciudadanos en nuestro país no es óptima, lo cual no es moralmente aceptable, también tiene relevancia porque está demostrado que para que un ser humano pueda desarrollar al máximo sus facultades, el tener una dieta adecuada es absolutamente necesario.

La forma en la que nuestro cuerpo adquiere la energía necesaria para su metabolismo es a través de nutrientes de los cuales extrae calorías que nos permiten realizar todo tipo de actividades.

Dentro de estas actividades podemos usar como ejemplo el aprendizaje en los niños y la efectividad en el trabajo en los adultos: si un niño no recibe una buen nutrición tendrá menos posibilidades de mostrar un buen rendimiento académico. Trasladando esto a un marco laboral, si un trabajador no se nutre adecuadamente tiene más riesgo de contraer enfermedades ya que su sistema inmunológico no se encontrará en condiciones de hacer frente  a las mismas. Esto tiene gran importancia porque reduce la capacidad de producción y consecuentemente las posibilidades de percibir ingresos.

Estudios realizados por Gallegos y Lavado (2005) demostraron que el impacto dela ingesta calórica sobre la productividad es positivo y significativo, confirmando que para el caso peruano, la ingesta calórica afecta directamente la productividad del trabajador.

La desnutrición va de la mano con la pobreza. Esto se evidencia al ver que dentro de nuestro país las zonas más pobres son las que presentan los índices más altos de desnutrición en niños. Son también estas zonas las que presentan indicadores más altos de analfabetismo.

Vemos entonces que es común que los que sufren de desnutrición pertenezcan al estrato socio económico más bajo. Generalmente  la desnutrición es, como menciona Ernesto Pollitt en “Consecuencias de la desnutrición en el escolar peruano”: “La manifestación de problemas asociados con la disponibilidad y utilización de los nutrientes”. De acuerdo a eso el Perú sí posee una cantidad total de alimentos suficientes para satisfacer las necesitadas nutricionales de la población, pero la realidad es que el acceso individual a dichos alimentos no es igual para todos.

¿Sería entonces una solución que el Estado subsidie programas para mejorar la alimentación en los sectores de nivel socio económico más bajo?

Probablemente no, ya que estudios realizados por Behrman y Deolalikar (1987) y comprobados por Silderberg (1985), indican que ante un aumento de ingresos, las familias reemplazarían alimentos baratos por alimentos más caros sin tomar en cuenta el valor nutricional de los mismos, simplemente se guiarían por el sabor, aroma, apariencia y estatus.

Está comprobado que para el Perú, la calidad de la alimentación está relacionada con: La disponibilidad de los alimentos, con el comportamiento alimentario del individuo (cómo utiliza los alimentos, lo cual está determinado por el grupo social al que pertenece y el nivel educativo que posee) y con el aprovechamiento biológico de los alimentos, es decir qué tan bien el organismo absorbe los nutrientes obtenidos en la ingesta.

Se puede entender de estos datos que la solución al déficit alimentario que se observa en el país no comprende solamente el subsidio de productos alimenticios repartidos a los sectores más necesitados. Es necesaria la educación de la población en lo que respecta a nutrición balanceada.

Los peruanos deberían tener los conceptos básicos de cómo debe estar conformado un plato balanceado. Una vez logrado un nivel adecuado de información es más simple que cada persona pueda idear una dieta balanceada a partir de las posibilidades económicas que posee. Especialmente en un país agricultor como el nuestro, donde los productos agrícolas se pueden conseguir relativamente baratos, el mantener una dieta apropiada no debería ser una tarea difícil cuando se tiene la educación adecuada.


  • Mujeres y niños.

Entre las deficiencias nutricionales que afectan a nuestro país encontramos a la desnutrición crónica, la anemia y las carencias de vitaminas, minerales, etc. Según el Monitoreo Nacional de Indicadores Nutricionales a cargo del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (CENAN) la falta de hierro ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud como la principal causa de anemia en todo el mundo.  La gran repercusión de enfermedades infecciosas y parasitarias también contribuye al predominio de anemia en niños y  mujeres, por lo que es recomendable recurrir a las postas más cercanas en las que se pueda tratar continuamente ya que las  deficiencias de vitaminas y minerales, si no son corregidas, pueden limitar el impacto de las intervenciones para mejorar la anemia.

Para prevenir y tratar a tiempo las deficiencias nutricionales, se ponen en práctica diversas estrategias a nivel nacional, tales como son la educación nutricional, la cual consiste en charlas en las que no solo se informa sobre enfermedades causadas por la mala alimentación sino también se les brinda información para prevenirlas y combatirlas; la suplementarían con hierro y otros micronutrientes especialmente a empleada por los grupos más  vulnerables como las embarazadas y niños menores de 2 años es otra estrategia empleada en el Perú sin dejar de lado a la fortificación de alimentos de consumo masivo.

Como se dijo previamente, actualmente se le da más importancia a la alimentación en niños y mujeres; dejando un poco de la lado a los adolescentes. La adolescencia es una etapa complicada, ya que supone la transición entre dejar de ser niño y empezar a ser adulto. La nutrición adecuada en este periodo de la vida trae también dificultades debidas la personalidad más independiente y por sus patrones de alimentación social, optando en ocasiones por comidas rápidas consumidas fuera del hogar.

Importante también es la influencia de las escuelas en este tema tan amplio, la alimentación. Los colegios son lugar clave de intervención en este tema ya que es el ambiente donde los niños y adolescentes aprenden y aprehenden conocimientos básicos los cuales son aplicados  también en su vida cotidiana, es donde conocen los alimentos y sus ventajas para la buena salud. Hay experiencias positivas en colegios donde los escolares participan en actos de plantación de árboles frutales y especias, aprenden a cosecharlos y hasta a preparar platos en base a esos insumos. Lo más ideal sería que las escuelas sean  un centro de promoción de comida saludable y sabrosa, que tengan la oportunidad de convertirse en un espacio de buena alimentación principalmente en los kioscos, que son visitados por escolares y profesores en las horas de recreo, pero en donde hoy priman las golosinas, los productos envasados y las frituras.

No podemos dejar de lado a la preocupación que tienen los adolescentes por su imagen corporal , ese interés por tener el cuerpo perfecto, lo cual los condiciona a llevar a cabo dietas estrictas para acercase a un ideal de belleza, siendo influenciados por los modelos sociales del momento y que pueden dar lugar a serios trastornos de la conducta alimentaria; por eso es muy importante que la familia transmita a los hijos respeto y amor por su cuerpo, así como inculcarles buenos hábitos alimenticios. Las necesidades de cada adolescente son muy distintas y dependen de sus características personales, por lo que no se puede generalizar un tipo de dieta, pero si se puede dar pautas que sirvan de guía para llevar una alimentación adecuada, lo que se recomienda al igual que niños y mujeres asistir a charlas nutricionales y evitar auto asignarse una dieta.

https://cuestionessociales.wordpress.com/2014/11/15/la-alimentacion-en-el-peru/ 

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)