Teorías de la Percepción

FILOSOFIA MAESTRÍA

CONCLUSIÓN

La percepción, es un proceso complejo que necesita estímulos para su funcionamiento. Estos estímulos, provenientes del exterior, crean un entorno para el ser humano. Y este entorno es diferente para cada individuo. La percepción selecciona lo que necesita para la supervivencia. Por lo que depende fundamentalmente de las necesidades del momento en que se percibe. La percepción es individual, ya que de un mismo objeto, dos personas pueden interpretar dos significados diferentes. Esto se debe, a que nuestra percepción esta condicionada por los factores que nuestra cultura, creencias, vivencias, etc., nos enseñan, y no todos tenemos las mismas condiciones de percepción. Existen múltiples experimentos que comprueban la manera en que percibimos selectivamente. El mecanismo como tal, es idéntico en cada ser humano. Es decir, la manera en que funciona el cerebro y la manera en que procesa la información que recibe es la misma. Pero la experiencia cambia en cada individuo. Las creencias, vivencias, sentimientos y emociones, las motivaciones, varían de individuo en individuo. La experiencia es lo que difiere a un individuo del otro. La forma en que se percibe el afuera, y la manera en que nos afecta en nuestra conducta es distinta entre individuo e individuo. Pero es real también que el proceso de aprendizaje nos ayuda a aprender las conductas del afuera, por lo que nos hace tener una expectativa. En la mayoría de los casos, solemos percibir como un todo. Según la gestalt, si un estímulo está incompleto, nuestra percepción lo completa automáticamente. Se puede afirmar entonces que como individuos siempre respondemos a los mismos patrones, y reaccionamos de manera similar ante el mismo estímulo. Esto se debe a que aprehendemos como es una actitud o una respuesta correcta dentro de una sociedad con tradiciones. Esto en un punto nos limita, ya que hay una cantidad de estímulos que no los vemos por que no los conocemos. 

Los niños alcanzan una agudeza visual recién a los cinco años. Y que su capacidad de búsqueda es limitada en gran parte por esto. La frustración llega muy rápido. Por eso es que el tiempo que le dedican a la búsqueda de un juguete por ejemplo, es corta. Y generalmente, cuando un individuo busca algo, la motivación que lleva a cabo una acción es entendida como que se va a poder lograr. Es muy difícil que una motivación lleve a la búsqueda de algo que un individuo cree imposible de alcanzar. Pero en el caso de los niños, al no tener la capacidad de visualizar los objetos de una manera certera les es muy difícil. A medida que el niño va creciendo va asociando diferentes características de los objetos, y va adquieriendo más recursos para reconocerlos. De esta manera su búsqueda se va haciendo menos frustrante y va logrando su objetivo más rápidamente. Por otro lado, vale destacar la importancia del lenguaje, del habla.

Como ya se mencionó anteriormente, lo que el niño no desarrolla hasta los siete años, no podrá desarrollarlo después, y su evolución se vera casi detenida. Si no aprende a hablar no lo hará nunca. Y su actividad perceptiva será nula. Será puro instinto. El hecho de que desarrolle la comunicación es un factor fundamental. El ser humano es un ente sociable, depende de ello, es un factor indispensable para la supervivencia de tal. El hecho de sociabilizar, la relación que se establece con otros individuos, en las diferentes edades, es causa de muchas de las motivaciones. Los sentimientos que se sienten son en gran parte a raíz de los vínculos que se crean entre personas. Un objeto nos puede transmitir un mensaje, satisfacer un deseo. Pero el vínculo que se establece con otra persona es muchas más perdurable, y mucho más fuerte, y mucho más determinante. Desde el momento en que nacemos establecemos un vínculo que es el de la madre. Mas luego se comienza a vincularse con individuos de la misma edad, en la adolescencia las edades empiezan a variar un poco más. Ya en la juventud, en una etapa de maduración tal, comienzan a nacer motivos sexuales que llevan a un vínculo con el otro sexo. Como se puede observar, la percepción es una acción inconsciente y conciente, lo cual desencadena una serie de conductas. Para que ocurra es necesario que desarrollen una serie de factores que trabajan entre sí, y dependen unos de los otros. Sin uno de ellos la percepción no ocurre. Es un hecho totalmente subjetivo, el individuo selecciona los estímulos que percibe, no ve todos. El cuerpo es un sistema complejo pero capaz de proporcionarnos el balance necesario para la supervivencia. De esta manera se van creando los recursos necesarios para la supervivencia según las circunstancias en que se encuentra cada individuo. Y aunque cada individuo posee un patrón común dentro de una sociedad, la suma de sus experiencias individuales hará que su conducta varíe. La percepción, es el medio por el cual el ser humano se relaciona con el exterior. Y ésto se debe a que el cerebro, la mente, es la que interpreta todos los estímulos que provienen del exterior, para convertirlos en experiencias. Como interpretación se entiende que es la “deducción, por medio de la investigación analítica, del  sentido latente existente en las manifestaciones verbales y de comportamiento”.

Dentro de la percepción, ésta es una de las actividades principales del proceso, ya que a partir de ella se comprende al mundo tanto interior como exterior. Esta interpretación varía de individuo en individuo, ya que depende de sus experiencias. Estas experiencias son las diferencian a un individuo del otro. Y es la que condiciona de manera sustancial la manera de ver el mundo, y del tipo de relación que cada individuo establece tanto con otro individuo, como con los objetos, y el entorno en el cual se desarrolla. La percepción es la que causa la conducta, tanto de un individuo como de un grupo social. Y esta conducta puede ser previsible, con un análisis. Y este análisis se realiza a través de la experiencia, de la memoria que a través del proceso cognitivo el individuo es capaz de sacar sus propias conclusiones. A medida que el individuo crece, y su experiencia va creciendo, se va haciendo mayor, se va condicionando la manera en que se percibe. Por que cuanta mayor es la experiencia, mayor es la especulación de lo que va a ocurrir. Y la percepción en la mayoría de las veces se adelanta a los hechos, sin dejar lugar a un cuestionamiento de lo ocurrido.

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)