Plegamiento de proteínas, papel y estructura de las chaperoninas, relación con estructura terciaria

MEDICINA UNIVERSIDAD

CONCLUSIÓN

 Los científicos no están seguros de nada,pero si se trata de alarmarse, ni los vegetarianos estarían a salvo, pues la gelatina o el sebo, que son un subproducto de la grasa de las vacas, se encuentran como parte de la formulación de postres, galletas, chicles, dulces, chocolates, entre otros productos, por no hablar de cosméticos diversos, lápiz labial, medicamentos, etc. También entrarían en este renglón la sangre, el suero y el extracto de carne de vaca empleados en la formulación de vacunas y medicamentos. Pero sólo ciertas partes de un animal contaminado son de alto riesgo.

Es importante tambien mantener un cuidado escrupuloso en la alimentación animal: la idea de que los animales pueden ser alimentados con las sobras, probablemente inocua en el hogar o en el campo, ha demostrado ser terriblemente peligrosa si se extrapola a la industria. En el mundo de hoy, donde la sociedad va recuperando sus derechos, habrá que tener cuidado de una rebelión en la granja.

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)