"El ciclo del agua"

CIENCIAS NATURALES PRIMARIA

INTRODUCCIÓN

El agua es limitada y circula formando, como conocemos, el “Ciclo del agua”. Es decir, el agua está constantemente en movimiento pasando por sus tres estados: sólido (hielo o nieve), líquido (mares o ríos) y gaseoso (nubes o vapor de agua). Este ciclo del agua ha ocurrido desde hace millones de años, por lo que el agua que bebemos hoy es la misma que bebieron nuestros amigos los dinosaurios. Además, sin la ocurrencia de este fenómeno, el planeta no tendría acogida para la vida tal y como la conocemos.

Aunque para su explicación asumimos que el ciclo del agua comienza en los océanos, debemos conocer que éste no comienza en ningún lugar específico debido a su naturaleza cíclica. El agua de la superficie terrestre se evapora al ser calentada por el sol y se condensa en la atmósfera formando las nubes, para posteriormente, volver a precipitar en forma de lluvia, granizo o nieve… pero el volumen de agua en la tierra siempre es el mismo.

 

PARA TENER EN CUENTA!

  1. ¿Qué es el ciclo del agua?

Se conoce como el ciclo del agua o el ciclo hidrológico a uno de los circuitos bioquímicos más importantes del planeta Tierra, en el cual el agua sufre una serie de transformaciones y desplazamientos fruto de reacciones físico-químicas, atravesando los tres estados principales de la materia: líquido, sólido y gaseoso.

 

Es importante saber que el agua es una de las sustancias más abundantes del planeta: un 71% de la superficie terrestre se halla cubierta por agua líquida, de la cual 96,5% es agua salada de los océanos. Del agua dulce restante, 69% se halla congelada en los casquetes polares; al mismo tiempo, entre un 1% a 4% de los gases de la atmósfera corresponden a vapor de agua.

 

Por ende, el ciclo del agua es vital para el mantenimiento y la estabilidad de nuestro planeta, no sólo para la vida tal y como la conocemos, impensable sin acceso a este líquido vital, sino también para la regularidad del clima, de la temperatura mundial y de otras condiciones que determinan la realidad planetaria.

En este ciclo hidrológico intervienen diversos factores ambientales y fuerzas intra y extra planetarias, como el viento y la luz solar, respectivamente. Como todo ciclo, no inicia realmente en ningún punto determinado, sino que se trata de una continuidad de procesos que se repiten sucesivamente, movilizando cantidades de energía química.

 

Si este ciclo por alguna razón se detuviera, los efectos serían catastróficos: las regiones calientes tardarían mucho más en enfriarse, el agua se estancaría en los océanos y lagos y la vida sufriría las consecuencias.



Fuente: https://concepto.de/ciclo-del-agua/#ixzz5hv6NfAza

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)