Zoonosis: una sóla salud

VETERINARIA CICLO FORMATIVO

INTRODUCCIÓN

 

El concepto "una sola salud" nació a principios del siglo XXI y resume una idea conocida desde hace mucho tiempo: la salud humana y la sanidad animal (no humana) son interdependientes y se vinculan con el entorno en el que éstas se desarrollan.

Bajo este lema, las autoridades sanitarias, tanto a nivel mundial como nacional o autonómico, se unen para luchar colectivamente contra los riesgos de enfermedades que afrontan todos los animales de este planeta. Por todo ello, existe normativa internacional y nacional que unifica criterios para lograr esa "sola salud" así como redes de expertos internacionales que trabajan en el desarrollo de programas sanitarios en diferentes especies.

Existen enfermedades de origen animal a las que el ser humano es sensible de infección (influenza aviar, rabia, tuberculosis o brucelosis, por ejemplo) y representan un riesgo a nivel mundial para la salud pública. Así mismo, también existen enfermedades que afectan a personas y pueden transmitirse a animales, siendo estos últimos en muchos casos reservorios de la infección.  Estamos hablando en ambos casos de zoonosis: enfermedad que se transmite de las personas hacia los animales no humanos, y viceversa.

Con los cambios a nivel mundial (cambio climático, globalización, migraciones...) que estamos viviendo hoy en día, existen probabilidades de expandir enfermedades específicas de ciertas zonas geográficas a otros lugares. Un ejemplo de ello puede ser el aumento de casos de Fiebre Occidental del Nilo (West-Nile) que estamos observando en los últimos años en España: el aumento de temperaturas ha cambiado la distribución geográfica del mosquito que transmite la enfermedad y ello ha provocado que se describan focos de enfermedad en lugares no habituales históricamente.

 

                                                                                                                                

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)