Alienigenas en México

METAVERSO PRIMARIA SECUNDARIA UNIVERSIDAD

INTRODUCCIÓN

TAMAULIPAS

Mientras en un sofá de una sencilla cafetería de Ciudad Madero un hombre te invita a meditar para ver ovnis, en la televisión Bob Marley canta "I shot the sheriff" y detrás de la barra una mujer prepara un frappuccino.

En esta ciudad del violento estado de Tamaulipas, en el noreste de México, muchos creen que los extraterrestres llevan décadas protegiéndolos de los huracanes, que luego de avanzar con fuerza hacia sus costas, se detienen de forma abrupta y, misteriosamente, cambian de rumbo.

Dicen que los han visto. Que hay una base submarina a unos 40 kilómetros de la costa. Que vieron sus naves, esferas, triángulos, luces. Que vieron cosas.

Y lo dicen abiertamente.

En 1933, cuando los huracanes todavía no tenían nombre, uno de categoría 5 golpeó a Tampico, la ciudad donde nació, ubicada tan cerca de Ciudad Madero que apenas se distinguen la una de la otra.

 
"No es con el afán de proteger la ciudad, es con el afán de proteger la ciudad donde ellos viven, porque encontraron una forma de poder estar ahí"
Fernando Alonso Gallardo

El restaurante de su padre no sobrevivió. Construyeron otro.

Pero en 1955, el huracán Hilda, que inundó tres cuartas partes de la ciudad y dejó a 20.000 personas sin hogar, lo volvió a tumbar.

"Pienso que en esa época no había extraterrestres, si no, no hubiera ocurrido tanto desastre", le dice don Alonso a BBC Mundo.

Los huracanes también llegaron en 1947, 1951 y 1966. Luego dejaron de golpear.

Hay investigadores que opinan que el motivo del desvío es la presencia de corrientes de agua fría en la zona.

Pero en Tampico y Ciudad Madero nadie ignora que existe la creencia de que algo sobrenatural defiende estas tierras.

Entre el siglo XIX y los años 70, cuando la gente veía objetos luminosos en el cielo decía que eran brujas.

Pero en 1967 fue erigido un monumento a la Virgen del Carmen, patrona del mar y de los marineros, junto al muelle por el que deben pasar los pescadores cuando dejan atrás el río Pánuco, que divide los estados de Tamaulipas y Veracruz.

Muchos vieron en él la explicación de la desaparición súbita de los huracanes.

 
 

Dudar de la existencia de los ovnis es no tener inteligencia

Eduardo Anguiano Ortiz

Hasta hoy es una tradición que los marineros se persignen ante su estatua y los capitanes hagan sonar la bocina de sus embarcaciones, le explica a BBC Mundo Marco Flores, desde 1995 cronista oficial del gobierno de la ciudad de Tampico.

La teoría marciana llegó un poco después.

Flores cuenta que la trajo un hombre de Ciudad de México que vino a principios de los 70 a Tampico por trabajo y aseguró que más que proteger la ciudad, lo que los extraterrestres que lo habían contactado hacían era resguardar sus base submarinas.

 

VERACRUZ

Está causando revuelo el hallazgo que se hizo dentro de unas cuevas en Veracruz, México. Muchos dicen que es la prueba de que seres extraterrestres visitan la Tierra desde hace miles de años.

Dicen que en este lugar, una nave extraterrestre se impactó hace 200,000 años, y que dos de los seres que viajaban en ella murieron, mientras que un tercero sobrevivió.

Según los pobladores, fue entonces cuando se registró el primer contacto entre extraterrestres y las civilizaciones humanas que habitaban la zona.

“Se ve que este ser fue quien hizo la escritura, esta es la parte de su cuerpo. Aquí tenemos la cara, aquí ya le destruyeron un ojo, la boca, la nariz, el otro ojo cómo se ve, y la parte de su cabeza. Aquí hay algo tan importante, que tiene alas”, dijo Venancio Osorio mientras describía esta imagen.

Pero encontrar el lugar es otra historia. Un equipo esperó a “Al rojo vivo” a primera hora en Ciudad Mendoza, Veracruz.

Tras un par de horas de viaje, la carretera se convirtió en tierra, y luego, con la lluvia a cuestas y un frío congelante, el equipo siguió a pie hasta la entrada de la cueva, encumbrada en la parte más inhóspita del bosque.

La evidencia sobre supuestos rastros alienígenos estaba por todas partes.

José Aguayo, un experto buscador de tesoros, dijo que descubrieron los grabados por accidente hace algunos meses.

También dijo que, según algunos testimonios, en 1983, supuestos equipos de la NASA se habrían llevado la nave espacial y los cadáveres extraterrestres.

Aunque en las piedras de la cueva quedaron los grabados, conocidos como petroglifos, que según los residentes, dan cuenta de mucho más que solo la presencia de seres de otro planeta.

“Ya sabían lo que iba a pasar, los eclipses, los temblores, todo eso ya estaban grabados y escritos ahí”, aseguró Miguel Bernardino, residente de Veracruz.

Uno de los dibujos más emblemáticos del supuesto contacto extraterrestre es esta piedra, en la que claramente se ve a un indígena de rodillas, entregándole lo que parece una mazorca o fruto de cacao, a un ser que no tiene características humanas.

 

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)