HISTORIA DE LOS NÚMEROS

MATEMATICAS BACHILLERATO

INTRODUCCIÓN

Desde tiempos muy remotos el hombre sintió la necesidad de contar sus rebaños, hacer trueques, realizar intercambios comerciales, llevar un calendario que les permitiera saber cuál era la mejor época para la siembra y cuándo debían recogerla. Había que contar los días y para ello utilizaban números naturales. Ha sentido el deseo de contar antes, incluso, que el de escribir, pero la utilización de los sistemas actuales de cálculo, incluyendo el cero, es relativamente reciente. Entre sus defectos, uno que ha jugado un papel fundamental en la historia de los números, es que no posee percepción directa e inmediata de grupo de objetos mayores de 4 unidades. Es decir, sin aprendizaje previo, sólo puede reconocer de un golpe cuando un grupo está formado por 1, 2, 3 ó 4 individuos. A partir de ahí, se ve obligado a contar. Y es precisamente eso lo que viene haciendo desde tiempos inmemoriales con el fin de adaptarse al medio, aprovechar las oportunidades de su entorno, evitar amenazas y transmitir bienes a otros miembros de la especie. Los primeros que se enfrascaron en la aventura de los números, primero, utilizaron las múltiples fuentes de referencia que suministra la naturaleza (las alas de un pájaro para el concepto de dos, las patas de los animales cuadrúpedos para el cuatro…), y más adelante, usando su propio cuerpo.

A medida que los pueblos se fueron civilizando fue cada vez más necesario buscar una manera sencilla de representar los números que tanto había que usar y que tanta importancia tenían para el desarrollo de la vida, así vemos, como a través de la historia, que apenas alcanzaban cierto grado de civilización, obligados por la necesidad del número, cada pueblo buscaba la manera de representarlos con sencillez y fueron creando su propio sistema de numeración, tanto más sencillo, más cómodo y más completo, cuanto mayor era el grado de civilización alcanzado.

El momento en que el hombre aprendió a contar no se conoce de forma exacta. Pero lo que sí es evidente que, para ello, debieron auxiliarse de ciertas herramientas. Las primeras formas de notación numérica eran simplemente grupos de líneas rectas, verticales u horizontales, cada una de ellas representando al número, lo cual era engorroso para manejar grandes números.

En las operaciones que realizaban figuraban lo que tendrían que pagar, y todo aquello que obtenían, pero no contaban con ningún recurso que, mediante signos, simplificara sus trabajos: ¿Cuánto di? ¿Cuánto recibí? ¿Qué ganancias alcancé? ¿He tenido pérdidas?. Surgen así muchos sistemas de numeración en dependencia del grado de desarrollo y civilización alcanzado por los pueblos. Aún hoy, algunos grupos étnicos de Oceanía, América, Asia y África emplean un lenguaje matemático que solo incluye las palabras uno, dos y muchos.

Entre los sistemas de numeración más antiguos están (Griego – Jónico, Eslavo antiguo,Cirílico, Glagolítico, Hebreo, Arabe, Georgiano, Armenio, etc),y la escritura más antigua que se conserva del Griego – Jónico data de del siglo V a.n.e. Estos tenían la comodidad de la brevedad en la escritura, sin embargo, eran poco útiles para las operaciones con números grandes y se exigen grandes esfuerzos para realizarlas.

Algunos utilizaban sistemas de MUESCAS en madera, otros apilaban piedrecillas y otros recurrían a partes de su cuerpo como los dedos, los ojos o las orejas para realizar sus cuentas.

A partir de la elección de determinados símbolos para representar las cantidades, la historia de los números es un fascinante proceso de perfeccionamiento. En la mayoría de los sistemas de numeración de la civilización mesopotámica y egipcia se seguía un criterio de agrupamiento de los símbolos para construir estructuras fácilmente identificables a primera vista. Pero cuando los números son realmente grandes, este procedimiento no es eficaz.

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)