Lectura como fuente de placer

LENGUA Y LITERATURA SECUNDARIA

INTRODUCCIÓN

 

 

 

 

 

 

 DESENVUELVE TUS PROPIOS GUSTOS LITERARIOS

 

Antes de escoger una de las siguientes obras debes saber que:

a) JANE AUSTEN introdujo cambios en el género de la novela que han llegado hasta nuestros días, al dotar a sus personajes de una profundidad psicológica desconocida hasta ese momento. Creó retratos de sus protagonistas, a menudo irónicos, pero que resultan bastante reales, casi naturalistas. A pesar de los finales felices, en los que los protagonistas consiguen sus anhelados deseos, en su obra subyace una crítica a las costumbres y a la rigidez social de la época.

Orgullo y prejuicio nos cuenta la historia de los Benet, una familia burguesa que vive en el campo, no muy lejos de Londres. Tienen cinco hijas (Jane, Elizabeth, Mary, Kitty y Lydia) a las que esperan casar con hombres ricos, a fin de garantizar su futuro y estabilidad económica. La señora Bennet se emociona al conocer que Bingley, un soltero de gran fortuna, ha alquilado una mansión cercana. Enseguida podrán conocer a este joven, y también a Darcy, su gran amigo. Este segundo, un hombre elegante y muy rico, pronto se hará antipático en la comunidad por su desmedido orgullo, que le lleva a despreciar a casi todo el mundo. Elizabeth, que escuchará casualmente una conversación de los dos caballeros, le juzgará al instante y aprovechará cualquier ocasión para criticarle, dando rienda suelta a su ironía hasta los límites de lo aceptable en una señorita de su posición.

Poco después de la llegada de los nuevos vecinos, los Bennet reciben la visita de Collins, su primo, que heredará la casa familiar cuando fallezca el patriarca de la familia, pues es una propiedad vinculada (solo puede legarse a los varones). Este hombre, un clérigo bastante ridículo y pomposo, pretende casarse con una de sus parientes para compensar el hecho de que él se quede con la hacienda. Le pedirá matrimonio a Elizabeth, pero esta le rechazará y el hombre se prometerá con Charlotte Lucas, la mejor amiga de esta, que por su edad y menor fortuna estaba prácticamente abocada a quedarse soltera. Mientras, a la ciudad llega un regimiento militar, y entre ellos se encuentra Wickham, un atractivo oficial que atraerá la atención de Elizabeth, más al descubrir que fue maltratado por Darcy. El padre de Wickham trabajaba para la familia Darcy, y se decidió que se formara para dirigir la rectoría de sus posesiones, pero, llegado el momento, el heredero decidió no concedérsela y Wickham tuvo que buscarse otro trabajo. Esto hace que la protagonista tenga aún más aversión al señor Darcy.

Jane, la hermana mayor de los Bennet, se enamora perdidamente de Bingley, y considera que es correspondida por este, pero cuando él se marcha junto a sus familiares y amigos precipitada - mente a Londres, se sentirá profundamente triste. Elizabeth cree que detrás de todo esto están Darcy y las hermanas de Bingley, que desean unir sus familias con un doble matrimonio. Jane pasará una temporada en la capital, junto a sus tíos, ya que al ser de distinta clase social es seguro que no se encuentren con Bingley y Darcy. Por su lado, Elizabeth decide ir a visitar a Charlotte, cuyo marido se encarga de la rectoría bajo el dominio de lady Catherine de Bourgh, tía de Darcy. Durante su estancia en casa de su amiga, Darcy visita a su tía, y los jóvenes no tienen más remedio que estar juntos, aunque parecen dar muestras de su antipatía común constantemente. Pero lo cierto es que él empieza a mirar con otros ojos a la joven y terminará pidiéndole matrimonio en términos que no son muy amables con ella y su familia. Esta le rechazará y, poco después, recibirá una carta de Darcy. En la misiva también le confesará que él convenció a Bingley para que no le pidiera matrimonio a su hermana porque consideraba que la muchacha no estaba interesada en él realmente y, además, le explicará que Wickham no es tan buena persona como ella pensaba. Fue él mismo el que rechazó llevar la rectoría a cambio de una suma de dinero, pero, cuando se le acabó, le exigió más. Al ser rechazadas sus peticiones, intentó fugarse con la hermana de Darcy, Georgiana, de quince años, para acceder al dinero de la familia, pero al final no se consumó la escapada. Elizabeth, tras leer la carta, entiende que el orgullo y el prejuicio les han cegado a ambos, y lamenta haber rechazado a Darcy.

Más tarde, la muchacha irá de vacaciones con sus tíos a Derbyshire y visitará Pemberley, la finca de Darcy, porque creen que él está de viaje. Pero aparece por sorpresa, junto a Georgiana, y los encuentros vuelven a sucederse. Entre ellos parece que la relación comienza a ser más distendida, pero, poco después, llega una terrible noticia: Lydia, la hermana de Elizabeth, se ha fugado para casarse con Wickham. La muchacha y sus tíos vuelven precipitada mente a casa para intentar encontrar a la pareja. Pero será Darcy, que se siente obligado a ayudar, el que dará con ellos y sobornará a Wickham para que se case con la chica y no dañar más su reputación, ya que él no tenía intención de hacerlo. Intenta llevar el asunto en secreto, pero, finalmente, Elizabeth se enterará y sus sentimientos hacia él, ahora sí, cambiarán totalmente. Entonces llega a casa de los Bennet lady Catherine, que le pide a Elizabeth que no se case con Darcy aunque él se lo pida, pues ella desea casarlo con su propia hija, una muchacha de su clase. Ella le contestará que hará lo que le venga en gana; por eso, cuando se reencuentra con él, le dará a entender que debería volver a hacer su petición. Poco después de confirmar el enlace entre Bingley y Jane, vendrá la buena noticia del futuro matrimonio entre Elizabeth y Darcy.

 

b) ANA ALONSO Y JAVIER PELEGRÍN obtuvieron el XII Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil con El sueño de Berlín. Una obra protagonizada por Ana, una adolescente que le gustaría ser como cualquier otra chica, pero a causa de su trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se ha encerrado en sí misma y vive con el miedo a sufrir ataques de pánico o a ser el hazmerreír de sus compañeros a causa de sus «manías». Una obra que habla de la superación personal, de la verdadera amistad y del primer amor

El sueño de Berlín trata sobre la historia de Ana, una joven de dieciséis años, quien nos cuenta en primera persona lo duro que es sufrir un trastorno obsesivo compulsivo siendo una adolescente y no poder vivir como cualquier otra chica de su edad, además del lastre que supone para la convivencia familiar. A la vez, Bruno, su nuevo compañero de clase, explica cómo se ha sentido atraído por ella, cómo se ha armado de valor para pedirle una cita y cómo empiezan una relación. También ex- 3 plicará su asombro al descubrir el problema de Ana, pero, tras el shock inicial, intentará ayudar a la chica y juntos poder cumplir el sueño de visitar Berlín y ver el famoso busto de Nefertiti. Con toda la clase viajarán a la capital alemana, pero Ana recaerá en sus obsesiones y estará a punto de volver a España junto a su madre, a la que llama tras pasar un día y medio encerrada en su habitación del hotel. Por fin, Bruno la convencerá para, al menos, visitar el museo donde está el busto de la reina egipcia. Allí, frente a la representación imperfecta de aquella bella mujer, Ana vuelve a recuperar sus fuerzas y parte de su personalidad más valiente y optimista para seguir luchando por controlar el TOC y tener una vida lo más satisfactoria posible.

 

c) LAURA ESQUIVEL nace en 1950 en México, es maestra y especialista en teatro infantil, consigue un gran éxito con la publicacion de su primera novela (la cual ha sido traducida a más de 30 idiomas), aunque posteriormente ya había creado guiones cinematográficos. Es considerada una de las autoras más representativas de la narrativa hispanoamericana posterior al “boom” vivido en torno a los años 60. Forma parte de una generación de escritores que mantienen el realismo mágico y que son capaces de mostrar lo irreal o extraño como algo cotidiano y común dentro del desarrollo de sus personajes.

Como agua para chocolate nos remonta a la época de la rebolución mexicana, donde encontramos a la familia De la Garza viviendo en su rancho, muy cerca de la frontera con Estados Unidos. En la casa vive mamá Elena al lado de sus hijas Gertrudis, Rosaura y Tita. Así como la servidumbre Nacha y Chencha.

Desde que Tita nació su vida se vio marcada por el amor a la cocina y el infortunio, ya que al ser la hija menor la tradición dicta que ella debe cuidar a su madre hasta su muerte, sin poder casarse y tener hijos. Sin embargo, desafía este destino al enamorarse perdidamente de Pedro, quien la corresponde y se presenta en su casa para pedir su mano en matrimonio, donde le es negada, pero a cambio mamá Elena le ofrece la posibilidad de casarse con Rosaura. Pedro, al tener sentimientos tan fuertes por Tita, acepta con la única intención de poder estar cerca de ella. Tita al no saber esta secreta motivación, desarrolla un frio interior que no la dejará durante mucho tiempo.

Como castigo a la desobediencia mamá Elena castiga a Tita, obligándola a hacer los preparativos culinarios para la boda de su hermana con Pedro. Tita posee una extraña y profunda relación con la comida, en la que esta se ve afectada por los sentimientos que ella manifieste mientras la prepara. Esto tendrá consecuencias importantes a lo largo de la historia. 

En día de la boda de Rosaura y Pedro, los invitados sufren una intoxicación con las lágrimas derramadas por Tita en la tarta mientas la preparaba, lo que les ocasiona una gran tristeza y nostalgia y Nacha fallece a consecuencia de su grave nostalgia. A raíz de la muerte de Nacha, Tita queda como la cocinera oficial del rancho. Por otra parte, Pedro termina confesándole a Tita que la sigue amando y que solo se casaba con su hermana para no apartarse de ella, así que, una vez más, Tita transmite a la comida sus sentimientos de emoción y hasta cierto deseo sexual, que se ven expresados en su hermana Gertrudis, que no puede contener un cosquilleo naciente en el centro de su cuerpo. Cerca de ahí un villista combatiente logra captar el aroma de Gertrudis y va a buscarla, la sube a su caballo y consuman su amor mientras galopan. Poco después se enteran que terminó en un burdel, por lo que mamá Elena ordena la quema de su acta de nacimiento y prohibe hablar sobre ella.

Tiempo después Rosaura y Pedro tienen a su primer hijo, Roberto. Pero Rosaura, a causa de problemas de salud, se ve imposibilitada para amamantar a su bebé. Tita al no poder soportar ver como alguien hambriento pide de comer, logra que de su seno virgen brote leche, creando un lazo especial con su sobrino, y volviendo aún más fuerte su relación con Pedro. Mamá Elena al percatarse de esos sentimientos, decide enviar a Pedro y su familia a vivir a San Antonio, Texas. Esto hunde a Tita en una profunda depresión. Su frágil estado anímico se ve agravado al enterarse de la prematura muerte de Roberto, que no logro adaptarse a los nuevos alimentos. Tita sufre de un colapso nervioso donde se rebela contra su madre y la culpa de la muerte de su sobrino. Como símbolo de protesta y un poco de locura, pasa una noche entera en el palomar que está construido sobre la casa, hasta que el doctor John Brown –el médico de cabecera de la familia- logra llevarla a su casa para su recuperación. John cuida a Tita con paciencia y logran formar una relación, hasta que llegan a comprometerse.

Sin embargo, esta apacible etapa en la vida de Tita se ve interrumpida cuando un grupo de bandoleros asalta el rancho, violando a Chencha y dejando a mamá Elena parapléjica. Tita regresa a cuidar de su madre, a pesar de que esta no pierde oportunidad para hacerle desaires y sospechar que la intenta envenenar, ya que siente que la comida preparada por Tita tiene un sabor extremadamente amargo. Mamá Elena muere al mes, en medio de terribles dolores, espasmos y convulsiones. Su muerte fue causada por tomar un vomitivo excesivamente fuerte, pues así pensaba que contrarrestaba los efectos del “veneno” que Tita le suministraba en la comida. Después de este suceso, Pedro y Rosaura (embarazada de nuevo) regresan al rancho, donde Pedro está más que decidido a reconquistar a Tita, ahora que el impedimento más grande para su unión ha desaparecido. Tras el nacimiento de su sobrina Esperanza, Tita desarrolla una profunda relación con ella y será su asidua defensora.

Paralelamente, la noche en que el doctor Brown va a pedir formalmente la mano de Tita, Pedro experimenta un ataque de celos, lo que termina con la consumación de su amor.  Pasado un tiempo, durante la fiesta de despedida de Gertrudis, quien había venido de visita, Pedro sufre unas terribles quemaduras que lo mantienen en cama, enfermo y malhumorado por el regreso de John Brown (que había salido de viaje para traer a un familiar a su boda). Tita confronta a Rosaura, donde ella finalmente acepta que Pedro y ella vivan su amorío, aunque manteniendo las apariencias frente a las personas. Finalmente Tita decide confesarle a John que ha estado con otro hombre en su ausencia, pero para su sorpresa  él le reitera su amor y la exhorta a tomar su decisión para su futuro, si quiere seguir con él o estar con Pedro.

 

 

Nota: antes de empezar la novela, lee atentamente el siguiente artículo y reflexiona sobre lo leído. Piensa en cómo se relaciona con la escritora y las protagonistas.

http://www.rtve.es/noticias/20181015/mujeres-escritoras-datos-brecha-genero-literatura/1818926.shtml

 

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)