Publicidad Subliminar

ACT DIVERSIFICACION UNIVERSIDAD

INTRODUCCIÓN

     Se piensa  que la publicidad subliminal es todo aquel mensaje audiovisual (compuesto por imágenes y sonidos) que se formula por debajo del umbral de apreciación consciente y que estimula al consumo de un producto. Asimismo se aplica a aquellos mensajes sensoriales que dominan información que no se puede percibir a simple vista, como por ejemplo los anuncios de imagen fija en revistas ilustradas o en carteles.

      En el caso de las imágenes en movimiento, el ser humano no es capaz de descubrir de manera juiciosa cada una de las imágenes que se conciben sobre una pantalla a una cadencia de más de 14 imágenes por segundo. Pero el cerebro, sí que es capaz de percibirlas, de tal modo que cualquier mensaje que se coloque por esta técnica puede ser percibido de forma automática, lo que unos han aprovechado para alegar, que este tipo de imágenes intervienen en la voluntad de la persona, al momento de realizar una determinada actividad.

       El modelo más conocido de indagación en este campo es el presentado por James Vicary en 1957. Las soluciones de este se vieron refutadas cuarenta años después por Trappery,quien a su vez sería negado en 2006 por los investigadores Johan C. Karremansa, Wolfgang Stroebeb y Jasper Claus, del Departamento de Psicología Social de la Radboud University Nijmegen  y del Departamento de Psicología Social y Organizacional de la Universidad de Utrecht, que aun admitiendo que el experimento de Vicary estuviese desfasado, ellos no anulaban la hipótesis de la certeza de los mensajes subliminales.

00008

Historia

      El ensayo realizado en 1957 en los estados unidos por James Vicary, fue en incluir uno o dos fotogramas por minuto con la marca que se quería publicitar (algunas fuentes muestran que dicha marca fue coca-cola, otras fuentes dicen que fue una firma local de rosetas, y otras finalmente dicen que eran ambas a la vez). En 1962 Vicary, fue entrevistado por la revista "Advertising Age"y expuso que el experimento en contexto era un ensambladura que se llevó a cabo debido a que su compañía pasaba por problemas económicos. De todas estas averiguaciones se puede deducir que dicha prueba no se ha ejecutado nunca y es meditada por tanto como un "tecnomito" y como sobreviene con muchos otros tecnomitos, se ha divulgado a través de multitudinarias publicaciones faltos de rigor científico.

      En 2006, Johan C. Karremans, de la Radboud University de Nijmegen (Holanda), y sus contribuyentes desearon ver si podían inducir subliminalmente a unos voluntarios a tener preferencia por una particular marca de bebida, especialmente Lipton Ice. Para ello optaron por una marca de agua mineral llamada Spa Rood que era equivalentemente efectiva para apagar la sed que Lipton Ice. A unos 61 voluntarios se les requirió una tarea de investigación que consistía en que narraran, cuántas veces una cadena de "B"s mayúsculas contenía una "b" minúscula infiltrada. Cada cadena de "B"s aparecía por 300 milisegundos, mientras que durante 23 milisegundos surgía una secuencia sin significado o con el mensaje subliminal “Lipton Ice”.

       Posteriormente se les preguntaba si deseaban "Lipton Ice" o "Spa Rood" mediante la presión sobre una botón. Se les decía también que eso constituía parte de otro estudio completamente diferente. De esta manera pudieron evidenciar que los voluntarios que indicaron que estaban sedientos, estaban más orientados a elegir "Lipton Ice" sólo si habían recibido el mensaje subliminal.

      En un segundo estudio los científicos hicieron que la mitad de 105 voluntarios se sintieran sedientos proporcionándoles un alimento con numerosa sal antes de realizar el experimento. Al finiquitar, como se había augurado, evidenciaron que el mensaje subliminal había tenido éxito entre los sedientos. El 80% de estos prefirieron "Lipton Ice" frente sólo al 20% del grupo de control que no fue expuesto al mensaje. A pesar de aquellos, que no se hallaban sedientos no eligieron preferiblemente la bebida en cuestión, a pesar del mensaje subliminal. El experimento manifestó que en determinadas situaciones, la publicidad subliminal funcionaba.

        En 2009, la revista de la Asociación Estadounidense de Psicología, defendió que los estímulos subliminales están subordinados a estímulos asociativos estructurados previamente y que su único papel es el de reforzar una determinada conducta o una determinada actitud previa, sin que haya pruebas concluyentes de que el estímulo que provoca esas conductas sea propiamente subliminal.

      

           Algunos casos denunciados        

A causa del experimento de James Vicary y su enorme difusión en el mundo de la publicidad proliferaron ejemplos de casos que aparentemente explotaban impulsos sexuales primarios.

  • Se acusó al anuncio de Vetiver de la marca Puig de publicidad subliminal cuando la modelo sacaba un brazo de la piscina y lo apoyaba en el suelo en la sombra de la entrepierna proyectada por un modelo. La agencia de publicidad respondió que fue una casualidad y que la modelo no tenía instrucciones de colocar la mano en ningún sitio prefijado.
  • También se dice que la botella de Coca-Cola fue diseñada 'subliminalmente' porque su forma recuerda a la de un cuerpo de mujer. Sin embargo, sus creadores afirmaron que el objetivo del envase era ser sujetado sin problemas pese a estar mojado, frío y no tener superficies ásperas, y que la inspiración para su diseño fue la semilas de Cacao.

        Todos estos casos suelen ser parodias, siendo la única excepción el caso de la película los redactores (conocida también como Bernardo y Bianca), donde aparece una mujer desnuda en la ventana de un edificio, pero esto solo se puede ver en cámara lenta, mediante un análisis cuadro por cuadro. Altos ejecutivos de Disney afirmaron que dicha imagen había sido insertada no por sus empleados directos, sino por alguno de los encargados del montaje de dicho film (trabajo que había sido sub-contratado). Con todo, miles de copias tuvieron que ser retiradas del mercado.

  • A-style levantó controversia debido a una agresiva campaña publicitaria basada alrededor de su logotipo, una A estilizada que parece simular un encuentro sexual. La marca ha declarado que la polémica detrás del diseño es completamente intencionada.

Estudios acerca de la publicidad subliminal en imágenes fijas

       Entre los estudiosos a favor esta leyenda Wilson Bryan Key, coleccionador de mensajes ocultos en anuncios publicitarios, primordialmente afiliados con sexo y muerte. Uno de sus estudios más nombrados es el de un anuncio de whisky en el que Key halló varias figuras ocultas en los cubos de hielo. Sin embargo para otros investigadores Key es alguien con una fijación sexualLluís Bassat sugiere una atractiva observación al mostrar que el objetivo real de la publicidad es "conseguir que el consumidor tenga en cuenta la marca cuando toma la decisión", tendencia opuesta al objetivo de la publicidad subliminal. A su vez, Fernando Ocaña hace ver que lo esencial en el campo de la planificacion de medios es obtener la mayor memoria posible, lo que lleva incluido una percepción consciente y no inconsciente como debería ser el caso.

       Los estudios de  Psicología más propagados dicen que para que un estímulo pueda causar algún efecto es ineludible que sea percibido.

      Perennemente estamos sometidos a una gran suma de estímulos que el cerebro debe anular para evitarnos la demencia. Se ha calculado que para poder resolver todos los estímulos que recibe la vista sería ineludible un cerebro de un años luz cúbico para captarlo a simple vista.

       Por otro lado, ciertos descubrimientos de la psicología experimental y las neurociencias, muestran que las transmisiones de información a través de las neuronas responden a la ley del todo o nada. En otras palabras, para que una información se transmita a través de una neurona debe darse un potencial de acción y en ese punto sólo hay dos opciones: o se transmite un potencial de acción o no se transmite. Cuando un potencial de acción se transmite se debe a que los estímulos han superado el  umbral mínimo de percepción, pero cuando no lo superan no hay potencial de acción. Teniendo en cuenta que los estímulos subliminales están, por definición, por debajo del umbral mínimo que genera un potencial de acción, cabe argumentar que el cerebro humano no llega a percibir ni consciente ni inconscientemente los mensajes subliminales.

Publicidad Asociativa

      En ocasiones se confunde la técnica subliminal con la técnica asociativa. Así en ejemplos como:

  • Los anuncios de bebidas alcohólicas suelen ir acompañados de grupos de jóvenes, bien vestidos y exitosos. No sólo es la bebida alcohólica lo que el consumidor adquiere, también obtiene aceptación del grupo social.
  • Un automóvil se anuncia y se asocia con éxito, belleza y virilidad.
  • Los productos para el hogar son anunciados por familias felices y completas (con padre, madre y dos o tres hijos), quienes viven en una casa que indica su posición social.
  • En muchos de los anuncios de productos cosméticos, como lociones o perfumes, es una pareja joven, sensual, bella, quien vende el producto. Esto apela al deseo de las personas de encontrar una pareja con ciertas características estéticas, y a que quienes ya la tienen se sientan identificados.                                                           

Confucion con el Emplazamiento

       Es también habitual identificar de manera errónea publicidad subliminal con el emplazamiento (product placement en inglés, cuya traducción literal sería producto expresamente colocado).

      Uno de los muchos casos existentes lo crearon los productores de  Parque Jurasico III, película en la que se pidió apoyo al ejército de Estados Unidos para rodar el rescate final de Isla Nubla. La intanteria de marina de los estados unidos de norte america ofreció varios barcos, vehículos blindados, soldados y un helicóptero a cambio de que se cambiara la frase del guion "Alguien que tiene un amigo en el Departamento de Defensa" por "Alguien que tiene un amigo en los Marines" y el helicóptero girara frente a la cámara mostrando al público la inscripción "Marines".

  

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)