Reconstrucción: Éxitos y fracasos económicos, sociales y políticos; expansión ec

HISTORIA BACHILLERATO

ESCENARIO

Reconstrucción: Éxitos y fracasos económicos, sociales y políticos; expansión económica 

 

Reconstrucción Radical

El primer asunto al que tuvo que hacer frente el país, una vez acabada la Guerra Civil (periodo conocido como la Reconstrucción), fue determinar cómo reintegrar a los estados secesionistas a la Unión. El plan de Lincoln consistía en readmitir a los estados suristas sin imponerles excesivas represalias, aunque el Congreso demandara mayor severidad. El presidente Andrew Johnson mantuvo inicialmente una postura similar a la de Lincoln. El Congreso aprobó en 1867 las Leyes de Reconstrucción, por las que la mayor parte del Sur quedaba dividido en cinco distritos militares, se garantizaba el derecho a sufragio a la población masculina negra, y a los antiguos dirigentes políticos confederados se les prohibió tomar parte en los gobiernos de los diversos estados.


La política adoptada por los sucesivos gobiernos de este periodo de la Reconstrucción provocó gran resentimiento en el Sur. Los sureños eran incapaces de aceptar cualquier forma de gobierno en el que negros y los delegados del Norte tuvieran un papel importante e intentaron alterar a los gobiernos federales con estallidos de violencia y, a través de la intimidación, orquestada sobre todo por el Ku Klux Klan. El Norte, cada vez más cansado de imponer la Reconstrucción por la fuerza, permitió que en 1867 los sureños lograran recuperar el control de los gobiernos de todos sus estados.

 

Cabe destacar que desde "1866, el Congreso ya había aprobado un proyecto de ley de derechos civiles y establecido una nueva Oficina de Liberados (ambos para evitar la discriminación racial bajo las legislaturas del sur). Después de eso, el Congreso aprobó la 14ª Enmienda a la Constitución, en la cual se declara que "toda persona nacida o naturalizada en Estados Unidos y sujeta a su jurisdicción será ciudadana de Estados Unidos y del estado en el cual resida". Con esto se rechazó el veredicto de Dred Scott que negaba a los esclavos su derecho de ciudadanía". (Oficina de Programas de Información Internacional, 2007)

 

Todas las legislaturas de los estados del sur, con excepción de Tennessee, se negaron a ratificar la enmienda y algunas se opusieron a ella por votación unánime. Además, las legislaturas estatales del sur aprobaron "códigos" para regular a los afro-estadounidenses liberados. Los códigos diferían de un estado a otro, pero tenían disposiciones en común. A los afro-estadounidenses se les exigía que firmaran contratos anuales de trabajo y se preveían sanciones en caso de incumplimiento; sus hijos dependientes quedaban sometidos al aprendizaje obligatorio y a castigos corporales que sus amos aplicaban; y los vagabundos podían ser vendidos al servicio privado si no tenían recursos para pagar fuertes multas. Muchos norteños interpretaron la respuesta del sur como un intento de restablecer la esclavitud y desconocer la muy difícil victoria de la Unión en la Guerra Civil. De nada sirvió que Johnson, aunque era partidario de la Unión, fuera un demócrata sureño afecto a la retórica destemplada y reacciono a los acuerdos políticos. Los republicanos arrasaron en las elecciones de 1866 para el Congreso. Firmemente establecidos en el poder, los radicales impusieron su propia visión de la Reconstrucción.

 


Por otro lado se aclara que la reconstrucción de la economía, estaba basada principalmente en la agricultura, que ahora debía complementarse con la industria y el comercio de los Estados, especialmente del Sur.

 

Al pasar el tiempo, cada día fue más obvio que los problemas del sur no se resolverían con leyes severas y un rencor perenne hacia los ex confederados. Además, algunos gobiernos radicales de los estados del sur, con prominentes funcionarios afro-estadounidenses, parecían ser corruptos e ineficientes. La nación no tardó en cansarse del intento de imponer la democracia racial y los valores liberales en el sur por medio de las bayonetas de la Unión. En mayo de 1872, el Congreso aprobó una Ley de Amnistía de carácter general que restituyó por completo los derechos políticos de todos los ex rebeldes, salvo unos 500.

 

Finalmente en 1876, sólo en tres estados sureños seguían los republicanos en el poder. Como parte de la negociación que resolvió las disputadas elecciones presidenciales de ese año a favor de Rutherford B. Hayes, los republicanos prometieron retirar las tropas federales que habían sostenido a los restantes gobiernos republicanos. En 1877, Hayes cumplió su promesa y renunció tácitamente a la responsabilidad federal de proteger los derechos civiles de los afro-estadounidenses. El sur seguía siendo una región devastada por la guerra, abrumada por las deudas contraídas por malos gobiernos y desmoralizada tras un decenio de pugnas étnicas. Por desgracia, el péndulo de la política racial del país osciló de un extremo al otro. 

 

Líderes Importantes :

 

 

Pregunta:


¿Hasta qué punto fue valida la participación del Presidente Andrew Johnson en la Reconstrucción Radical y en qué medida se destaca su participación?

 

 

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)