ESTRATEGIAS ORIENTADAS A MEJORAR LA COMPRENSIÓN O PRODUCCIÓN TEXTUAL

DIDÁCTICA PRIMARIA SECUNDARIA UNIVERSIDAD

ESCENARIO

INTRODUCCIÓN

Para todo estudiante universitario y profesional es un imperativo reconocer y utilizar correctamente los referentes gramaticales y estructurales que garantizan la compresión y producción de textos escritos.

En este trabajo se plantea una propuesta estratégica para ser aplicada buscando mejorar la compresión o producción textual que permite dar respuesta a una problemática que aqueja a muchos estudiantes universitarios y consiste en “Los problemas frecuentes de errores y dudas ortográficas en la producción de trabajos académicos universitarios”.

Este trabajo hace parte del desarrollo del paso 4, del curso de Competencias comunicativas (Esp. Gestión pública) de la UNAD.

Resumen del problema abordado

       Los problemas frecuentes de errores y dudas ortográficas en la producción de trabajos académicos universitarios surgen en el momento en el que los estudiantes que ingresan a la universidad se enfrentan a un nuevo “mundo académico”, pues desde los primeros días con las primeras actividades académicas algunos estudiantes notan rápidamente la exigencia en cuanto a la producción textual, pasando dificultades pues no están bien preparados y algunos reconocerán que sus competencias en ortografía y puntuación deben ser mejoradas.

       Para muchos estudiantes elaborar un trabajo escrito es considerado como algo muy difícil, que exige mucho esfuerzo y trabajo, no solo porque se requiere de una buena competencia lectora para leer todos los textos de insumo, por el manejo del léxico, la gramática o la redacción, sino también por la ortografía y la puntuación que estos trabajos exigen.

       Ahora bien, al mencionar algunos errores se puede afirmar que van desde la duda o confusión en las palabras con el uso de las mayúsculas en los nombres propios de cosas, el uso de las letras “b” y “v”; el uso de las letras c, z, s y x; el uso de las letras “g” y “j”, el uso de la “m” y la “n”; el uso de la “h”; el uso de las letras” y” y “ll”; junto con los problemas de acentuación adecuada y la mala utilización de los signos de puntuación.

       Esta situación se hace manifiesta por ejemplo en los errores ortográficos o de puntuación que se pueden observar en los trabajos colaborativos, donde cada estudiante va realizando aportes individuales al documento o en el foro colaborativo; otro momento aún más personal en el que los estudiantes pueden reconocer sus falencias y falta de ortografía es mientras se transcribe o se digita en Word el borrador de un trabajo académico, pues a medida que se avanza en la construcción del mismo, el corrector automático de ortografía de Word detecta, subraya o corrige muchas palabras, evidenciando la falta ortográfica y de puntuación del estudiante que está realizando el documento.

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)