El Teatro y los subgéneros dramáticos

LENGUA Y LITERATURA SECUNDARIA

RECURSOS

EL TEATRO

El texto dramático o teatral es un texto literario concebido para ser representado en un escenario. En los textos dramáticos no hay narrador: la historia se presenta directamente por medio de las acciones y palabras de los personajes. Además, se distinguen el texto principal y el secundario.

El texto principal está formado por las palabras de los personajes y que, por tanto, serán las pronunciadas por los actores en la representación. Tiene tres formas:

-Diálogo: corresponde a las conversaciones que mantienen entre sí los personajes.

-Monólogo: son los parlamentos en los que un personaje que está solo en escena expresa en voz alta sus pensamientos o sentimientos.

-Aparte: son intervenciones de un personaje que el público escucha, pero no el resto de los personajes en escena.

Las acotaciones o texto secundario son indicaciones sobre la puesta en escena de la obra y no son pronunciadas por ningún personaje y suelen aparecer con un tipo de letra distinto al del texto principal.

La representación o espectáculo teatral consiste en la puesta en escena de un texto dramático realizada por unos actores ante un público. Además, la representación consta de una serie de elementos: gestos y movimientos de los actores, entonación, vestuario, decorado y utilería, iluminación, sonidos y música.

 

Los principales subgéneros dramáticos son:

-La tragedia: es una obra de teatro en la que se presentan hechos serios o dolorosos con un final desgraciado. Surgió en Grecia en el S. VI a. C. con autores como Esquilo, Sófocles y Eurípides, que tomaron sus argumentos de la mitología. A lo largo de la historia ha sido cultivada por dramaturgos como William Shakespeare o Federico García Lorca. Los protagonistas de las targedias (Edipo, Antígona, Orestes, Medea, Hamlet, Otelo, Macbeth, Romeo y Julieta) luchan inútilmente contra un mundo o destino adversos. 

-La comedia: es una obra de teatro de carácter humorístico protagonizada por personajes cotidianos y que tiene un final feliz. A lo largo de la historia, la comedia ha tenido dos finalidades básicas como entretener y divertir a los espectadores, y crtiticar tipos o costumbres sociales. Algunos comediógrafos importantes son Aristófanes, Plauto, Lope de Vega, Molière o Miguel Mihura.

 

Otros subgéneros dramáticos serían la tragicomedia, en la que se combinan elementos trágicos y cómicos; todas las distintas formas del teatro breve: el entremés, el sainete...; y los diversos géneros del teatro musical: la zarzuela, la ópera...