El tiempo en la literatura

LENGUA Y LITERATURA SECUNDARIA

INTRODUCCIÓN

¿A que ver una película requiere más tiempo que contársela a otra persona? Para lo primero necesitamos más de una hora, que es lo que suele durar la proyección de un filme; para lo segundo, sin embargo, nos bastan algunos minutos.

También podemos encontrar ejemplos de lo contrario:  probablemente emplearíamos menos tiempo en abrirle un perfil de Facebook a esa misma persona que en explicarle el proceso paso a paso por teléfono.

Esto es así porque el tiempo que tarda en suceder un acontecimiento no suele coincidir con el tiempo necesario para contarlo, es decir, porque el tiempo de la historia difiere del tiempo del relato. 

La distancia que existe entre historia y relato permite que, al narrar un hecho, podamos manipular a nuestro antojo el tiempo en que este sucedió, ordenándolo, extendiéndolo o acortándolo como y cuanto queramos. 

La literatura y el cine, artes esencialmente narrativas, llevan a cabo  constantemente estas manipulaciones a través de diversas técnicas. Las más usadas son la analepsis, la prolepsis, la elipsis, el resumen, la escena, la ralentización y la pausa (descriptiva o digresiva).

El objetivo de esta actividad es que comprendas en qué consisten y cómo usarlas. 

 

 

 

(Puede quitar la publicidad ampliando la cuenta)